domingo, 20 de noviembre de 2016

Crónicas de la Era Glacial

13:32

Comparte

El mangaka Jirō Taniguchi se dio a conocer al gran público en nuestro país gracias a obras de corte intimista como El Caminante, Barrio Lejano o El Almanaque de mi padre, que fueron alabadas por la crítica recibiendo un merecido reconocimiento.
A partir de ahí se comenzó a asociar a Taniguchi con un estilo de manga costumbrista, donde lo que primaban eran los personajes y sus sentimientos. Sin embargo mucha de su producción previa se podría calificar de manga de género, donde el autor tocó varios palos como el género negro, la acción, la aventura e incluso la ciencia-ficción, como es en el caso del manga que vamos a comentar: Crónicas de la Era Glacial.
La serie, que fue publicada en Japón a finales de los años ochenta, fue parcialmente publicada en castellano en la revista Shonen Magazine bajo el título de 'Sobrevivir en la Nueva Era Glaciar' y ahora es recuperada por Planeta, dentro de la colección Babel en una nueva edición de dos lujosos tomos con el título 'Crónicas de la Era Glacial', donde se recopila todo el material publicado hasta la fecha de la serie.
Como bien nos indica el propio autor en un texto incluido en el segundo tomo, abordó la serie como una especie de experimento donde intentó hacer una historia de ciencia-ficción introduciendo todo tipo de elementos, con los que podría haber creado una gran historia, pero con la que creo que no acabó de acertar en el resultado final, dejando muchos hilos argumentales abiertos y cerrando la historia de una manera un tanto atropellada.
La historia nos presenta un mundo post-apocalíptico donde la Tierra no ha podido sobrevivir a una nueva era glacial, y donde los humanos intentan luchar como pueden contra el frío imperante.
El protagonista de la historia es el joven minero Takeru que trabaja en una base minera extrayendo carbón, cuyo padre es el propietario de la compañía minera. Taniguchi nos presenta a Takeru como a un alocado e irresponsable joven que, de buenas a primeras, y muy a su pesar, se verá en la tesitura de tomar el mando de la base, y según va avanzando la trama se nos comienzan a dar pequeñas pinceladas sobre el importante papel como salvador de la humanidad que deberá aceptar el protagonista.
Taniguchi crea una historia lo suficientemente interesante y entretenida como mantener el interés del lector, aunque son claras muchas de las referencias usadas por el autor, ya sean gráficas donde podemos ver que por aquella época Taniguchi estaba tremendamente influenciado por Katsuhiro Otomo y por su Akira, y temáticas, donde podemos vislumbrar a Hayao Miyazaki y a su gran obra Nausicaä del Valle del Viento . Otras influencias que se pueden adivinar, son las de varios autores de la historieta como Moebius y otros autores franco-belgas procedentes de revistas como Metal Hurlant.
Dejando de lado estas influencias, Crónicas de la Era Glacial es claramente un manga de acción y aventuras, aunque ya se comienza a entrever en la historia un tema que el autor abordará con asiduidad en sus obras más recientes, como es el respeto por la naturaleza y como nos relacionamos con ella los seres humanos.
También es cierto que mundo desolador propuesto por Taniguchi en esta obra podría haber dado mucho más juego, ya que es lo suficientemente interesante para haber profundizado mucho más en como ha sobrevivido el resto de la humanidad, sin embargo el autor optó por tomar el camino más sencillo y transitado contándonos, una vez más, el camino del héroe y su viaje siendo "el elegido" cuyo destino final será convertirse en el salvador de la Humanidad, además de introducir en la historia demasiados elementos e ideas con las que no supo lidiar al llegar a la conclusión de la historia.
Taniguchi no descartó en su día recuperar algún en un futuro esta serie, pero viendo el rumbo que ha tomado su carrera en los últimos años dudo mucho que vuelva a prodigarse por derroteros aventureros y de ciencia-ficción, muy alejados de sus obras actuales, con las que ha conseguido cosechar un gran número de fieles lectores.
Con todo y con eso, Crónicas de la Era Glacial es una historia bastante recomendable, no ya por su valor como curiosa recuperación arqueológica de uno de sus primeros trabajos, sino porque la historia es lo suficientemente entretenida como para darle al menos una oportunidad.

Comprar Crónicas de la Era Glacial 1 y 2 en Amazon

0 comentarios :

Publicar un comentario