miércoles, 14 de octubre de 2015

Crónica de Sitges 2015. Día 2. 10 de Octubre

20:55

Comparte
Tras un gran día de proyecciones, afrontamos con ilusión las películas elegidas para el segundo día. Fueron las siguientes:


LE TOUT NOUVEAU TESTAMENT (EL NUEVO NUEVO TESTAMENTO) (Jaco Van Dormael, 2015)
No podía comenzar mejor la segunda jornada del festival que con Le Tout Nouveau Testament, dirigida por el director belga Jaco Van Dormael.
Nos encontramos ante un imaginativo y original cuento, narrado con un particular estilo visual que podría recordarnos a la Amelie de Jean-Pierre Jeunet, y repleto de humor y fantasía que arrancará sonrisas a los espectadores que tengan la suerte de verla.
Con este nuevo trabajo, el director de Las vidas posibles de Mr. Nobody no duda en meter el dedo en el ojo a Dios y a toda la mitología que le rodea. El gran trabajo actoral, y de dirección, y el afilado y ácido guión hacen de esta película una delicia muy disfrutable.


THE GIFT (Joel Edgerton, 2015)
El thriller psicológico The Gift, resultó una película de lo más entretenida gracias al buen hacer de su director Joel Edgerton. El director, y también actor, australiano nos presenta una historia vista mil y una veces, pero que aún así funciona gracias a los giros y sorpresas que añade a la tan sobada historia de psicópata que hace la vida imposible al feliz matrimonio que se acaba de mudar a la ciudad. Nada nuevo, pero aún así la historia funciona y mantiene en tensión al espectador gracias a su inteligente guión y al sólido trabajo del trío de actores protagonistas: Jason Bateman, Rebecca Hall y el propio Joel Edgerton. Muy recomendable para estar con el corazón en vilo durante sus más de 100 minutos de metraje.



LOST SOUL: THE DOOMED JOURNEY OF RICHARD STANLEY'S (David Gregory, 2014)
Debido a la variada y excelente oferta de documentales propuesta por el Festival nos fue bastante difícil escoger alguno para ver, ya que en muchas ocasiones se llegaron a proyectar dos interesantes documentales a la misma hora.
Por suerte uno de los documentales elegidos fue Lost Soul, del que habíamos oído maravillas y que no nos defraudó en ningún momento.
Presentado por el director Richard Stanley, protagonista de la historia que nos cuenta el documental, Lost Soul resultó una muy agradable sorpresa y todo un divertimento al descubrir como se desarrolló el esperpéntico rodaje de la vilipendiada película La isla del Dr. Moreau (John Frankenheimer y Richard Stanley, 1996).
Una auténtica maravilla de documental que nos demuestra lo difícil, y en ocasiones surrealista, que puede llegar a ser rodar una película, y más todavía si tienes que lidiar con el ego y las locuras de estrellas de Hollywood como Marlon Brando o Val Kilmer. Extremadamente recomendable, no se lo pierdan.



THE INVITATION (Karyn Kusama, 2015)
Con la excusa del reencuentro de un grupo de amigos que se reúnen para cenar tras dos años sin verse y con varias heridas del pasado abiertas entre el protagonista y su ex-esposa, la anfitriona de la cena, la directora Karyn Kusama (Aeon Flux, Jennifer's Body) nos plantea un tenso thriller donde nada es lo que parece y donde su acertado guión brilla por encima de todo lo demás, llevando por donde quiere al espectador en todo momento.
Una película a tener muy en cuenta dentro de las cada vez más numerosas cintas independientes de género de bajo presupuesto.

Y esto es lo que dio de sí nuestra segunda jornada en Sitges. Mañana volvemos con la tercera entrega de esta crónica dividida en cuatro partes.

0 comentarios :

Publicar un comentario