lunes, 9 de marzo de 2015

Crónica de la 12ª Muestra Syfy de Callao

21:33

Comparte


El pasado fin de semana se celebró en el cine Callao City Lights una nueva edición, la duodécima ya, de la Muestra Syfy de Cine Fantástico. En esta nueva edición los aficionados han (hemos) tenido la oportunidad de disfrutar durante cuatro jornadas de una variada y heterogénea selección cinematográfica de cuatro cortometrajes y catorce películas, quince si contamos a Chappie que fue el preestreno especial de este año, a la espera de su estreno este mismo viernes 13 de Marzo.

@ApocalipsisFrik estuvo allí durante los cuatro días que duró la Muestra, y además de disfrutar de varias de las películas proyectadas, también tuvimos (mucho) tiempo de hacer (un año más) interminables colas, y disfrutar, como en cada edición, de la simpatía y el buen rollo de Leticia Dolera en cada una de sus presentaciones de las películas que pasamos a comentar brevemente.

J U E V E S
El jueves la Muestra Syfy se inauguraba con el preestreno de Chappie, el nuevo film de Neil Blomkamp, el director de Distrito 9 y Elysium.
Como ya es habitual, el director sudafricano nos presenta un futuro distópico donde los robots han llegado a tomar el lugar de los agentes de policía. En este futuro se nos presenta a Chappie, el único robot con inteligencia artificial, que nada más nacer es "adoptado" por una extraña familia de maleantes que intentar llevar al pobre robot por el "lado salvaje de la vida".A medio camino entre Robocop y Cortocircuito, Chappie se nos presenta como un film bastante irregular en su desarrollo, que no sabe a qué género atenerse y que nos hace preguntarnos que es lo que realmente nos ha querido contar el bueno de Neil.



V I E R N E S
La neozelandesa Housebound fue sin duda una de las películas mejor valoradas y más disfrutadas por el público, y, sin lugar a dudas, una de las proyecciones más divertidas. Una película, dirigida por Gerard Johnstone, donde nada es lo que parece y que a su vez se ríe de todos y cada uno de los tópicos de pelis de casa encantada. Una agradable sorpresa.

La japonesa Tokyo Tribe, adaptaba el manga homónimo, y se nos presentaba como una de las grandes incógnitas, y más conociendo trabajos anteriores de su director. La premisa no podía ser más bizarra, una película en la que además de peleas y acción, podíamos ver a los actores rapeando. Finalmente y tras pasarte toda la película preguntándote que coño estás viendo, y por qué los japoneses rapean tan mal, se te pasan las casi dos horas que dura y te das cuenta que, pese a sus carencias, la cinta es bastante entretenida si consigues entrar en el rollo propuesto por Shion Sono, su director.



Burying the Ex, la última película dirigida por Joe Dante fue otra de las películas más disfrutadas de la muestra. El aire ochentero y misógino de la cinta hicieron que el respetable disfrutara de lo lindo con esta divertida historia de novia que vuelve de la muerte para hacerle la vida imposible al protagonista. Además de Anton Yelchin (el Chekov de las nuevas entregas de Star Trek), tenemos a la inconmensurable Alexandra Daddario en el reparto.



La, también neozelandesa, Lo que hacemos en las sombras llegaba con el premio del público en Sitges bajó el brazo y se convirtió en una de las favoritas según me he podido enterar por los tuits de los que asistieron al pase. Yo ya había podido ver este falso documental sobre vampiros que comparten una casa, así que me lo salté. En su día no es que me gustara demasiado, y tampoco le vi demasiada gracia, pero no le resto los méritos que tiene.

S Á B A D O
Esta jornada nos saltamos la OBRA MAESTRA que es Mi vecino Totoro, primero porque era la sesión dirigida a los más pequeños, y segundo porque ya nos sabemos de memoria esta joyaza del Estudio Ghibli dirigida por el maestro Miyazaki.

También nos saltamos Song of the Sea, la otra cinta de animación de la Muestra de este año, y que supone el nuevo trabajo del equipo detrás de The Secret of Kells.

Así que esta jornada comenzó para nosotros con la austriaca Goodnight Mommy, dirigida por Severin Fiala y Veronika Franz, que supuso una de las película más malrrolleras de toda la Muestra. Una claustrofóbica historia de suspense psicológico donde dos niños comienzan a sospechar que su madre podría no ser su verdadera madre tras regresar ésta a casa tras una operación de cirugía facial. En definitiva, se deja ver pero es algo tramposilla, y bastante malrollera.

Spring, de los directores Justin Benson y Aaron Moorhead, es una cinta con algunas carencias de ritmo y quizás con exceso de metraje, donde se nos cuenta una historia de amor con tintes sobrenaturales, algo así como una versión de Antes del Amanecer de Richard Linklater con monstruo de por medio. Mucha cháchara, mucho amor baboso y poco fantástico.

Desde Bélgica, y con el premio a la mejor dirección en la pasada edición de Sitges, nos llegó Cub, una historia con unos niños scouts que van a acampar al bosque, donde al parecer a uno de ellos le hacen bullying, y para colmo hay algo en el bosque que como en todo buen slasher se irá cargando a todos los personajes uno por uno. Fallida, a pesar de que la premisa podría haber dado bastante más de sí.

D O M I N G O
La sueca LFO fue, al menos para mí, una de las más divertidas, originales y sorprendentes películas de toda la Muestra. Dirigida por Antonio Tublen, y a pesar de contar con un presupuesto exiguo, cuenta con una idea muy original, un humor negrísimo y un carismático actor protagonista que hacen que una idea que hubiese dado para un corto genial, acabe convirtiéndose en una película de lo más entretenida y disfrutable. No se la pierdan, y si pueden, échenle un visionado... o dos.



Jaime Marks is dead es un drama de angustia adolescente donde se nos cuenta la malsana relación de amor y amistad entre dos jóvenes estudiantes, uno está vivo y el otro es un fantasma que se parece MUCHÍSIMO a Harry Potter. Deambulan por ahí Judy Greer y Liv Tyler, y tal. Bastante aburrida, y con bastantes fallos de concepto, y más teniendo en cuenta que el respetable público tuvo la mente bastante sucia durante su visionado.

Las dos últimas proyecciones del domingo nos las saltamos, porque o bien no nos llamaba para nada A girl walks home alone at night y su concepto de película iraní de vampiros en blanco y negro, o bien porque ya habíamos visto Under the Skin.

Por lo que nos hemos podido enterar tuvieron bastante éxito en sus proyecciones, o al menos eso dice la gente en twitter... ¿será cierto o será solo postureo?

Lo que si podemos decir de la hipnótica Under the Skin, además del ya conocido desnudo integral de Scarlet Johansson, es que una cinta que no es nada complaciente con el espectador y que es capaz de generar un odio visceral o un amor incondicional, y es una vez finalizada y reposada, uno no tiene muy claro si le ha gustado o no, y ha de madurar la película en el recuerdo.




Y hasta aquí lo que dio de sí la 12ª edición de la Muestra Syfy.

El año que viene, si Chthuluh quiere, esperamos estar por allí de nuevo y pasárnoslo tan bien como nos lo hemos pasado en esta edición.

0 comentarios :

Publicar un comentario